EL ESCAPARATE DE LA REPUTACIÓN PERSONAL

Si una memoria anual o una web dicen mucho, y no siempre bueno, de lo que es una empresa, los discursos y los artículos de opinión son la expresión más depurada de la imagen de sus directivos. Pero a veces no se les concede la importancia que tienen.

Pensemos, por ejemplo, en el discurso del consejero delegado de una empresa en un congreso sectorial. Imaginemos el escenario: allí está toda la industria representada, hay un buen número de clientes reales y potenciales, asisten los medios de comunicación, también están presentes altos funcionarios del organismo regulador… Una cita así requiere seguramente un discurso bien elaborado, interesante, medido al milímetro y ensayado ante el espejo. Sin embargo, ¿cuántas veces no hemos visto a un alto directivo sentado en el avión y garabateando a última hora unas cuantas notas para salir del paso? En ese trance, el oficio y las tablas permiten a muchos de ellos salvar los muebles, pero lo que no salvan, seguramente, es la oportunidad de destacar ante su selecta audiencia.  

También pasa, a veces, en los artículos de opinión o en las tribunas. La presión de los medios de comunicación (que exigen con frecuencia la colaboración de las empresas para llenar suplementos especiales, ediciones de aniversario y cosas así) fuerza a los altos directivos a enviar textos que, por falta de práctica o de tiempo, no están a la altura del que los firma.

Y si un mal discurso resuena durante mucho tiempo en los oídos de los asistentes, un mal artículo queda para siempre en las hemerotecas.  

Sílaba Consulting puede ayudarle a evitarlo. En nuestra trayectoria profesional hemos escrito centenares de artículos en los medios de comunicación. También conocemos las claves para elaborar un discurso que proporcione autoridad y credibilidad. Con el prestigio no se juega.

smaller text tool iconmedium text tool iconlarger text tool icon